El cuidado con el medio ambiente es una preocupación constante entre todos los colaboradores de Incepa. En las dos unidades - Campo Largo y São Mateus del Sur - modernas instalaciones de tratamiento y reciclado de efluentes industriales recuperan y reciclan los residuos sólidos y garantizan el tratamiento de agua.

Queda así asegurado que los efluentes no causen ningún impacto ambiental. Los contaminantes particulados también se controlan. Incepa es también una de las primeras empresas en Brasil a usar el gas como combustible, garantizando así un menor impacto ambiental en el aire.